DESDE
HASTA

  Ribera del Marisco

Facebook

Ribera del Marisco

El Paseo Fluvial en la desembocadura del río Guadalete es una de las zonas turísticas más importantes de Andalucía. Del antiguo muelle de las galeras queda poco, tan sólo el Vaporcito, hoy catamarán, un pantalan y un montón de pequeñas barcazas marineras. Las instalaciones portuarias se han trasladado al otro lado del río, quedando la zona urbana para ocio y disfrute.

Nada más entrar en la población por una rotonda dedicada a la navegación por estrellas se pasa junto al convento del Espíritu Santo. Varios metros más allá hay un aparcamiento al aire libre a la derecha y varios restaurantes famosos a mano derecha.
Toda la Ribera tiene el margen del río ajardinado y la otra acera dedicada a restaurantes y bares de tapeo, algunos de ellos en edificios de época histórica.

Por detrás de la acera urbana hay una calle de soportales, más antigua que la anterior. Junto a esta zona ajardinada hay un espacio dedicado a parque infantil. Luego los jardines dan paso a una zona pavimentada con palmeras y otras especies a ambos lados. En esta zona se suelen instalar casetas de madera para ferias de artesanía, ferias del libro y todo tipo de eventos. La parte final está dedicada a diversas atracciones de feria y a un restaurante.

Junto a este paseo, la orilla del río, está dedicada a aparcamiento público. Se entra por la parte final de la Ribera. En esta parte final se halla la fuente donde repostaban agua los barcos, un par de restaurantes dentro de la Ribera y el antiguo muellecito del Adriano III, el vaporcito que cubría la ruta El Puerto-Cádiz. Unos trescientos metros más allá está el muelle del moderno Catamarán sustituto del Vaporcito, que realiza el mismo servicio a precios modicos. A unos cincuenta metros del muelle del Vaporcito está la Oficina de Turismo.

El marisco ha terminado por cambiarle el nombre a esta vía, siempre conocida como Ribera del Río. La inmensa mayoría de los restaurantes ofrecen un exquisito marisco y pescaíto frito inmejorable, pero existen otras opciones desde asados castellanos a chinos, pasando por cómida rápida, mexicanos, pubs o un restaurante leonés. Convirtiendo a la Ribera del Marisco en una zona muy animada durante el día y la noche.